Proyecto IAPA le apuesta a la construcción de un protocolo de evaluación de efectividad de manejo del bioma amazónico

Áreas protegidas para una Amazonía resiliente: avances y desafíos de la integración regional bajo enfoque ecosistémico
6 Septiembre, 2017
Las lagunas de Cuyabeno, mantos de la biodiversidad
6 Septiembre, 2017

Proyecto IAPA le apuesta a la construcción de un protocolo de evaluación de efectividad de manejo del bioma amazónico

El protocolo mide temáticas como cambio climático, gobernanza y programas de manejo efectivo a escala de bioma. 

¿Cuál es el estado de conservación de las áreas protegidas del bioma? ¿Cuáles son las principales presiones que enfrentan? ¿Se pueden formular estrategias de conservación basadas en información a escala de bioma? Estas son algunas de las cuestiones que se pretenden resolver a partir de la formulación del protocolo de evaluación de efectividad de manejo de las áreas protegidas amazónicas, impulsado en el marco del Proyecto Integración de las Áreas Protegidas del Bioma Amazónico – IAPA.

El protocolo es una herramienta orientadora complementaria formulada a partir de las variables comunes con las que cada país mide la efectividad de manejo de las AP (por lo tanto no reemplaza los instrumentos propios con los que cada país) que pretende hacer una evaluación más allá de las fronteras, es decir, con perspectiva de bioma.

Proporciona, entre otras cosas, un diagnóstico de cómo operan estas áreas o qué tanto están cumpliendo sus objetivos de conservación. A partir de esta información y como parte de los objetivos de la Visión Amazónica, se podrían formular estrategias o medidas de manejo.

Su formulación hace parte de un proceso de construcción colectiva en los grupos temáticos liderados por el Proyecto IAPA en la que han participado técnicos de Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Perú, Surinam y Venezuela.

Se espera que en los próximos meses se apliquen las pruebas en terreno y se determine la pertinencia de esta medición.

Con este protocolo el proyecto IAPA avanza en sus objetivos de generar incidencia para la toma de decisiones estratégicas que repercutan en la conservación la Amazonía, uno de los ecosistemas más vulnerables al cambio climático.