Países amazónicos de la Redparques avanzan hacia la COP13

Funcionarios de los países amazónicos miembros de la Red Latinoamericana de Parques Nacionales y Áreas Protegidas – Redparques, revisaron los avances regionales de las áreas protegidas amazónicas en un ejercicio de preparación para la COP13 de Biodiversidad.

En una reunión que tuvo lugar en Lima, el 22 y 23 de Julio, funcionarios de los Sistemas de Áreas Protegidas de Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela revisaron los avances que ha hecho la región en el programa de trabajo para las áreas protegidas (PTAP) del bioma amazónico.

Este programa, conocido como Visión Amazónica, es una propuesta de la Redparques para coordinar los esfuerzos en torno a la gestión de las áreas protegidas del bioma amazónico, que está en línea con el PTAP del Convenio de Diversidad Biológica adoptado por los gobiernos en 2004.

En Octubre del 2010, se publicó un primer informe de avances que daba cuenta de las metas cumplidas hasta ese entonces en materia de identificación de oportunidades de conservación, gobernanza, efectividad del manejo y sostenibilidad financiera de áreas protegidas.

Actualmente, los gobiernos, con el apoyo de los proyectos de la Visión Amazónica, están preparando un segundo informe que incluye los avances hechos del 2010 hasta la fecha, para presentarlo en diciembre de 2016 durante la COP de Diversidad Biológica en Cancún.

Algunos de los avances que se registraron en esta reunión fueron el fortalecimiento de los sistemas regionales y nacionales de áreas protegidas gracias a la declaración de nuevas áreas protegidas amazónicas en Colombia, Perú, Brasil, Bolivia y Venezuela; el desarrollo de un portafolio de áreas con oportunidades de conservación y de un análisis de vulnerabilidad al cambio climático a escala amazónica; la integración de las áreas protegidas a una escala más amplia de paisaje; la identificación de intereses de conectividad a escala de país y de bioma, representada en casos como el corredor de conectividad de Brasil y Colombia y el del Programa Trinacional (Colombia- Ecuador-Perú); y por último la intensificación de la participación social, particularmente de las comunidades indígenas, en la gestión de estos territorios.

En cuanto a los retos identificados, se encontró que es necesario desarrollar instrumentos formales para facilitar la gestión de corredores ecosistémicos que traspasan fronteras; incrementar los recursos asignados a las áreas protegidas amazónicas ya que han incrementado apenas marginalmente mientras que la complejidad de su mantenimiento ha venido aumentando debido al intensificación de problemáticas que ponen en riesgo la Amazonía; y diseñar e implementar herramientas con enfoque regional para poder medir  la gestión de las áreas protegidas desde una perspectiva de bioma.

El próximo mes de Septiembre, los Directores de los Sistemas de Áreas Protegidas de los países amazónicos se reunirán en Bogotá para revisar nuevamente el PTAP y validarlo. Esto tiene como propósito presentar los avances  del programa en la COP 13, lo que evidencia una mejor y mayor cohesión entre los sistemas de áreas protegidas y los países del bioma amazónico.

*Esta reunión se realizó con el liderazgo de la Redparques y el apoyo del proyecto de Integración de las Áreas Protegidas del Bioma Amazónico – IAPA que es financiado por la Unión Europea, Coordinado por la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura – FAO e implementado en conjunto con WWF, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza – UICN, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente – PNUMA.

*En febrero de 2004, las Partes en el CDB se comprometieron amplia y concretamente con las áreas protegidas, como nunca lo había hecho hasta entonces la comunidad internacional, al adoptar el Programa de trabajo sobre áreas protegidas. Este Programa de trabajo engloba la elaboración de sistemas de áreas protegidas participativas, ecológicamente representativas y gestionadas de manera eficiente a nivel nacional y regional y, cuando fuese necesario, traspasando las fronteras nacionales. Desde la designación hasta la gestión, el Programa de trabajo puede considerarse como un marco o “plan maestro” definido para las áreas protegidas, para los próximos decenios. Es un marco de cooperación entre gobiernos, donantes, ONG y comunidades locales, porque sin una colaboración de este tipo, los programas no pueden ser exitosos y sostenibles en el tiempo.” Más información

Contacto:

Adriana Silva Espinosa

Coordinadora de Comunicación – Proyecto IAPA

adriana.silva@fao.org